• 1

testigoIntroducción.

En los dos estudios anteriores de María ya vimos todo lo referente a ella en el Antiguo Testamento y antes del nacimiento de Jesús. En el segundo estudio nos centramos más en la persona de María en el nacimiento de Jesús hasta el comienzo de su ministerio público, con las bodas de Caná.

En este tercer estudio acabaremos examinando todos los pasajes bíblicos que hablan de María y sacaremos algunas conclusiones prácticas para nuestras vidas.

María tuvo más hijos: Mateo 13:55-56; Marcos 6:3; Juan 7:3-5.

Aquí se mencionan claramente los nombres de los hermanos y hermanas de Jesús. Antes de la muerte de Jesús ni sus hermanos creían en él.

Por aquel entonces se supone que José ya ha muerto y Jesús, el hijo mayor lleva la responsabilidad del sustento familiar. Ya no le llaman el hijo del carpintero, sino el carpintero (Marcos 6:3).

En 1º de Corintios 9:5, se menciona que los hermanos de Jesús estaban casados.

En Gálatas 1:19, vemos que Jacobo era hermano de Jesús.

María estuvo muy ocupada criando y educando a sus hijos y enseñándoles el camino del Señor. Es una pena que aun conviviendo con el Señor que era un hermano y un hijo perfecto, sus hermanos no creían en él. Quizás podemos entender por celos o envidia, pero después de la resurrección, Jacobo llegó a ser el pastor de la iglesia en Jerusalén (Hechos 15)

María con la multitud: Mateo 12:46-50; Marcos 3:31-35; Lucas 8:19-21; Lucas 11:27-28.

María y sobre todo los hermanos de Jesús que no creían en él, pensaban que quizás su hermano había perdido la cabeza. Se dirigieron donde él estaba enseñando a la gente con el fin de llevarlo a casa con ellos y cuidarle. Oyeron a algunos de los escribas que decían que Jesús era un endemoniado (Marcos 3:22). Es en ese momento que vienen a por él.

Ante la noticia de que su madre y sus hermanos estaban fuera buscándole, él contestó mirando a los que estaban sentados alrededor de él: “He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre” (Marcos 3:33-35).

Es bien claro que Jesús mismo antepone la relación espiritual a la carnal. Quizás esa fue otra estocada para el corazón de María. Claro que Jesús la quería, pero era más importante para él aquellos que creen en él y le siguen que su propia familia. Quizás a ella le costaba entender que esa era la voluntad de Dios para su hijo, pero lo tuvo que aprender.

En Lucas 11:27-28, alguien quiere darle preeminencia o importancia a María, la madre de Jesús, por haberle amamantado, pero de nuevo Jesús da un giro al comentario v. 28 “Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan”.

María junto a la cruz: Juan 19:25-27.

A María le quedaba lo peor por pasar. Cuando llegó el momento de la muerte y crucifixión de Jesús, sería el momento más doloroso y desgarrador para ella con el corazón roto de ver a su hijo, insultado, maltratado, burlado y crucificado en una cruz injustamente. Se sentiría muy impotente al no poder socorrerle o aliviar en lo más mínimo sus sufrimientos. Su hijo mayor, el Prometido de Dios estaba agonizando en una cruz delante de sus ojos.

Jesús en medio de la agonía tiene unas palabras para su madre, y quiso consolarla: “Mujer, he ahí tu hijo. Después le dice a Juan: He ahí tu madre” Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

¿Por qué le dijo eso Jesús a María si Juan no era su hijo y además como hemos visto María tenía más hijos? Es claro que los hermanos de Jesús no creían en él y quería que su madre estuviera con alguien que fuera creyente para cuidarla. Vemos otra vez como Jesús antepone la relación espiritual a la carnal.

Para María sería un alivio y consuelo el ser cuidada por Juan hasta su muerte. Y Juan se hace cargo de sus necesidades y la acoge en su casa al instante como obediencia a su Señor, sin dilación.

María en el aposento alto: Hechos 1:14.

Este es el último versículo en toda la Biblia que se menciona o nos habla de María. Aquí la vemos después de la resurrección de Jesús y de su ascensión a los cielos. Ella está con el resto de los 120 creyentes orando con los apóstoles y los hermanos de Jesús, que se ve que después de resucitar creyeron en él. Ora como uno más de los creyentes y vive vida de iglesia como cualquier creyente. No se le da más importancia ni preeminencia por ser la madre de Jesús.

Conclusión y aplicación.

Aquí desaparece María con su sencillez y fidelidad a las enseñanzas de su hijo. Ella fue testigo de Pentecostés, de la venida del Espíritu Santo y de la predicación de Pedro y la conversión de 300 personas en Jerusalén. María se dedica de nuevo a Dios, y lo hace sin pretensiones de ninguna clase; simplemente toma su lugar entre otros que oran y buscan servir al Señor.

Fue una mujer de fe, que como dije en los estudios anteriores para nosotras debe de ser un ejemplo de esposa fiel, madre buena y sobre todo fiel creyente y temerosa de Dios. Ha demostrado en su vida lo que dijo cuando le fue anunciada la venida del Masías: “He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra” (Lucas 1:38).

Pero, a la luz de todos los pasajes y versículos que hemos estudiado, ninguno nos da pie para pensar o tratarla de manera especial ni ponerla en una posición que ni su hijo, ni los apóstoles, ni la iglesia primitiva la pusieron.

También hay mucha gente que piensa en lo bueno que hubiera sido ser la madre del Salvador y poder disfrutar del gozo de tener a Jesús cerca. Pero ese gozo se puede disfrutar de igual manera, porque recordar las palabras de Jesús cuando dijo a la multitud: “¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre” (Marcos 3:33-35).

Si tú quieres ser de la familia de Jesús, cree en él, acepta su sacrificio en la cruz por ti, porque “En ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s


 Últimos artículos


Día de la Reforma 2019

Para conmemorar del 450 aniversario de la publicación de la Biblia del Oso —Basilea 1569—, este año 2019, El Día de la Reforma se centrará en conocer mejor a su traductor Casiodoro de Reina y, también...

Conferencias PXE 2019

«Porque si anuncio el evangelio, no tengo de qué jactarme, porque me es impuesta necesidad; pues ¡ay de mí si no anuncio el evangelio!» -1 Corintios 9:16  PASIÓN POR EL EVANGELIO 2019Un año má...

Hace 50 Años

Era un 20 de julio de 1969, cuando el Apolo XI se posaba en la superficie de nuestro satélite. Fecha inolvidable cada 20 de julio, es el cumpleaños de mi querida madre. Pero, de aquellos días, en concreto, me cuenta cómo v...

Campamento verano 2019

Con el tema «El que fue llamado amigo de Dios», sobre la vida de Abraham, tendrá lugar el Campamento de Verano, que organiza Campamentos Cristianos de Castilla La Mancha como todos los años. Será durante los dí...

Regional de Jóvenes 2019

Este sábado 8 de junio a las 6 de la tarde se celebrará un encuentro cristiano regional de jóvenes y adolescentes en el Museo López Villaseñor de Ciudad Real, situado en la calle Reyes, 11 (en los Jardines del Prado...

Lo que creen los que no...

El pasado 26 de abril, Babelia, el suplemento cultural de El País, publicaba un fascinante artículo de Juan Arnau Navarro titulado ¿En qué creen los ateos? En el mismo, este filósofo y astrofísico españ...

Cristo victorioso

Raramente se recuerda que una de las razones por las que Jesucristo vino a este mundo fue para vencer a Satanás. En parte, este olvido se debe a que algunos de nuestros contemporáneos no se encuentran muy a gusto con las referencias al ...

Las 10 plagas de Egipto

RESUMEN COMPARATIVO DE LAS 10 PLAGAS DE EGIPTO Y DE LA  BATALLA DE YAHVEH CONTRA LOS DIOSES-DIOSAS EGIPCIOS      1ª PLAGA     RESULTADO     DIOS-DIOSA EGIPCIO   &nbs...

Campamento Jóvenes 2019

Las vacaciones de Semana Santa siempre son un buen momento para descansar durante unos días de nuestras ocupaciones diarias (estudios, trabajo, etc.) Como conocedores de ello, Campamentos Cristianos Castilla-La Mancha lleva más de 30 a&...

Sello conmemorativo

Con carácter nacional y en conmemoración del V centenario de la Reforma Protestante y los 450 años de la publicación de la Biblia del Oso, Correos ha lanzado un sello homenaje a dichos eventos, lo que ha supuesto un r...

¡Gracias!

Hoy, y tras un año de nuestra publicación «Comida para llevar», hacemos un paréntesis de forma indefinida —no definitiva—, para dar paso a otras publicaciones que saldrán a la luz en breve y de las ...

2 Crónicas 36: 21

Para que se cumpliese la palabra de Yahveh por la boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado de reposo; porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta que los setenta años fueron cumplidos. Al final se cumpli&oacut...

1 Reyes 11: 4

Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Yahveh su Dios, como el corazón de su padre David. ¡Cómo me sorprenden y me duelen estas p...

1 Samuel 28: 6

Y consultó Saúl a Yahveh; pero Yahveh no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas. Tuvo que ser terrible para Saúl consultar a Dios, como en otras ocasiones (1 Sam.10:10; 14:41) y no tener respuesta...

Jueces 14: 4

Mas su padre y su madre no sabían que esto venía de Yahveh, porque él buscaba ocasión contra los filisteos; pues en aquel tiempo los filisteos dominaban sobre Israel. Toda la historia de Sansón me crea sorpresa y m...

Jueces 8: 23

Mas Gedeón respondió: No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará: Yahveh señoreará sobre vosotros. En toda esta historia de Gedeón y de la liberación de Israel del domi...

Josué 9: 14

Y los hombres de Israel tomaron de las provisiones de ellos, y no consultaron a Yahveh. En plena conquista de la tierra que tú, Señor, diste a tu pueblo, se acercó un astuto grupo de Gabaón, que viendo y temiendo el poder...

Deuteronomio 24: 19

Cuando siegues tu mies de tu campo, y olvides alguna gavilla en el campo, no volverás para recogerla; será para el extranjero, para el huérfano y para la viuda; para que te bendiga Yahveh tu Dios en toda obra de tus manos. Cuand...

Deuteronomio 18: 21 – 22

Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Yahveh no ha hablado?; Si el profeta hablare en nombre de Yahveh, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Yahveh no ha hablado; con presunci&...

Números 12: 3

Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra. Tu siervo Moisés debe ser recordado e imitado en muchas cosas. Transmisor de tu ley, liberador de tu pueblo de la esclavitud...

Éxodo 9: 20 – 21

De los siervos de Faraón, el que tuvo temor de la palabra de Yahveh hizo huir sus criados y su ganado a casa. Era la séptima plaga que enviabas a Egipto para obligar a Faraón a liberar a tu pueblo. Todos pudieron ver que tu pode...

Génesis 47: 9

Y Jacob respondió a Faraón: Los días de los años de mi peregrinación son ciento treinta años; pocos y malos han sido los días de los años de mi vida, y no han llegado a los días de los a&...

Génesis 39: 9

No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios? José siempre fue un ejemplo de fe y...

Génesis 15: 1

Después de estas cosas vino la palabra de Yahveh a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Dios mío, me resultan refrescantes y de ánimo estas pa...

Salmos 143:2

Y no entres en juicio con tu siervo;  Porque no se justificará delante de ti ningún ser humano. Es extraña la petición de David y a la vez es una realidad clara en mí también. Pide que respondas a ...

Salmos 139: 4

Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Yahveh, tú la sabes toda. Nunca podría llegar a conocerte; por mucho que me esfuerce no podría comprender tu forma de obrar. Sí, sé ...

Salmos 133:1

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es  Habitar los hermanos juntos en armonía! Este ¡Mirad! de David, tu siervo ¿Es algo que él veía como un hecho o era un principio deseable que buscar...

Salmos 126: 5- 6

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas. Padre, no sé con exactitud a qu&eac...

Salmos 119: 71

Bueno me es haber sido humillado, Para que aprenda tus estatutos. Tengo que comenzar confesándote, Señor, que no me gusta ser humillado, va en contra de mi naturaleza arrogante. No lo digo como podría hacerlo cualquier per...

Salmos 96: 8

Dad a Yahveh la honra debida a su nombre; Traed ofrendas, y venid a sus atrios. Este salmo inspirado por ti seguramente a tu siervo David (1 Cron. 16:8), es una invitación a todo el mundo (Sal. 96:1-13) a alabarte, a cantarte y cantar de...

Reunión de Alabanza y Adoración

Os informamos que el próximo día 24 noviembre tendremos una reunión especial en nuestro local (calle Santa Teresa, 7), que tratará sobre la Alabanza y la Adoración.  No será solo cantar, también d...

Salmos 86: 11 – 12

Enséñame, oh Yahveh, tu camino; Caminaré yo en tu verdad; Afirma mi corazón para que tema tu nombre. Te alabaré, oh Yahveh Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre p...

Salmos 55: 22

Echa sobre Yahveh tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo. Te doy gracias, Dios mío, por cada una de tus promesas y bendiciones, gracias por las que ya puedo disfrutar y por aquellas que...

Salmos 46: 10 – 11

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; Enaltecido seré en la tierra. Yahveh de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah. Me hacen bien estas pa...

Salmos 40: 8

El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.  Aun cuando este salmo de David tiene referencias a tu Hijo, como enseñas en otros lugares (Heb.10:5), también me hace...

Salmos 13: 5 – 6

Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu salvación. Cantaré a Yahveh, Porque me ha hecho bien. Aun cuando yo experimento algo muy parecido a lo que describe David, no llego a comprende...

Salmos 27: 13-14

Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Yahveh en la tierra de los vivientes. Aguarda a Yahveh; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Yahveh. ¿Qué me espera en el d&i...

1 Samuel 4: 22

Dijo, pues: Traspasada es la gloria de Israel; porque ha sido tomada el arca de Dios. El arca representaba tu gloria, Dios mío, y al ser tomada por los filisteos, enemigos paganos de tu pueblo, es como si tu gloria hubiera sido secuestrada. N...

Éxodo 32: 1

Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de ...

Juan 21: 17

Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jes&u...

Juan 20: 30 – 31

Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo ...

Juan 20: 21

Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. ¡Qué significativas son estas palabras justo después del acontecimiento más extraordinar...

Juan 19: 30

Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu. ¡Consumado es! ¡Gracias Padre por hacer que esto fuera así! ¡Gracias Señor por ofrece...

Juan 18: 37

Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye m...

Inolvidable F. de Enzinas

En estas fechas se cumplen quinientos años del nacimiento en Burgos del reformador español Francisco de Enzinas. Creo que es de justicia recordarle. De por sí, objetivamente hablando, es una figura valiosísima para la Refo...

Juan 17: 15

No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. Podría seguir por muchos días meditando y gozándome en esta oración de tu Hijo a ti, Padre, pero no quiero dar la impresión de que margino el resto d...

Juan 17: 1

Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; Señor, esta oración tuya, es de los pasajes más sor...

Juan 16: 20

De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo. ¡Ay Señor!, así es como d...

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Política de privacidad De acuerdo Rechazar