• 1

febeIntroducción

Es muy fácil cuando llegamos a capítulos como este, en la epístola a los Romanos, que lo saltemos y que no prestemos mucha atención a ellos. ¿Por qué? Porque cuando empezamos a leer pasajes que son más una lista de nombres poco o nada conocidos, no nos es muy atractivo, y tendemos a pasar por alto estos versículos.

Es una pena que actuemos así con la Palabra de Dios, ya que “toda” ella es inspirada por Él y como consecuencia, está ahí para que la leamos y guardemos en nuestro corazón al igual que hacemos con el resto de la Escrituras.

Por lo tanto, en esta reunión vamos a meditar en la primera mujer que se menciona en Romanos 16 de todo el grupo. En los siguientes estudios consideraremos una a una para poder aprender de estas santas mujeres que Dios quiso dejarnos en su Palabra para nuestro ánimo.

Febe, la diaconisa

La primera que se menciona en esta lista o galería es Febe (v.1-2), su nombre es el de la diosa de la Luna y significa “lumbrera”, era de origen gentil y pagano de la mitología griega. Febe era la hermana de Apolo y Diana para más información.

Sin lugar a dudas y coincidiendo todos los comentaristas, fue Febe la encargada de llevar esta epístola a los Romanos, que escribió Pablo. Por eso, el apóstol la recomienda a los hermanos a que la reciban en el Señor.

Pablo escribe esta carta desde Corinto, y Febe era una creyente de la iglesia de Cencrea.

Pablo empieza el versículo 1 diciendo a los hermanos receptores de la carta que reciban a Febe, pero con una palabra más fuerte, más intensa “os recomiendo”. Pablo, no solo la presenta sino que la recomienda como una buena hermana en la fe, una mujer fiel al Señor y a los santos. Hasta qué punto Pablo confía en ella que pone esta carta en su poder para llevarla a sus destinatarios. Él sabía que estaba a buen recaudo, que no se perdería.

Estas cartas de recomendación eran muy comunes en aquellos tiempos, y lo siguen siendo en los nuestros. Cuando algún creyente se muda a otra ciudad a vivir o a pasar algún tiempo, lleva consigo una carta de recomendación de su propia iglesia para que le reciban como hermano o hermana y le ayuden en lo que sea necesario.

Febe no es solo una hermana en la fe, en el Señor, sino que es una “diaconisa” de la iglesia de Cencrea. Pablo estaba en Corinto, y Cencrea era un puerto de Corinto que se encontraba a unos 13 o 14 Km de esta. Quizás la iglesia de Cencrea se formó a partir de la iglesia de Corinto, como una iglesia “hija” por así llamarla. Volvamos al hilo de donde empezamos, Febe no solo era una creyente fiel y conocida, sino que era una “diaconisa”, una sierva. Notemos que esta palabra “diakonos”, no tiene género femenino, es válido para un hombre como para una mujer. Hay algunos que quieren ver aquí que Febe era una mera sierva, que ayudaba a la iglesia como todos los creyentes debieran de ser. Sin embargo, aunque es verdad que esta palabra “diakonos” se puede y se utiliza de una manera más general, como siervo, el que sirve las mesas; también al llegar a 1 Timoteo 3:1-13, observamos que aparece como un oficio reconocido dentro de la iglesia.

El pasaje empieza con los obispos, pastores o ancianos, que los tres términos significan lo mismo, pero en el v.8 introduce “los diáconos asimismo”, y en el v.11 “las mujeres asimismo”. Creo que esa introducción de “asimismo”, nos está presentando al mismo grupo de diáconos pero que podían ser hombres o mujeres. No creo que se refiera a las mujeres de los diáconos, ya que si no se menciona nada para las mujeres de los ancianos, no tiene mucho sentido el poner algo para las mujeres de los diáconos. Algunos diréis ¿por qué entonces no pone diaconisas? Pues porque ese término no existía, no tenía género femenino, por eso mismo habla de los requisitos de los hombres diáconos, y por el otro, de las mujeres diáconos.

Por lo tanto, a la luz de lo anteriormente dicho, creo que Febe era una diaconisa oficialmente nombrada y reconocida por la iglesia en Cencrea. Una posición especial requiere personas de confianza para su ejecución.

Ahora bien ¿cuál era la labor de una diaconisa? Si miramos en 1 Timoteo 5:9-10, probablemente nos da una ligera idea de las responsabilidades de una diaconisa. Cuando miramos en la historia de la iglesia primitiva, vemos que este rol era la de cuidar enfermos, cuidar a los pobres, ministrar a los extranjeros, mostrar hospitalidad, servir a los que iban a ser mártires que estaban encarcelados y ayudar y proveer para los más necesitados. Las mujeres instruían a otras mujeres más jóvenes y les enseñaban a llevar bien su casa y cuidar de su familia. ¡Era una sierva en toda regla!

Cuando se dice de Febe que ha ayudado a muchos y a mí mismo, esa ayuda quiere decir que ha sido “benefactora”, que ha ayudado materialmente a otros y al mismo Pablo cuando lo necesitaba. Debe haber sido una mujer con altos medios económicos, quizás era como Lidia en Filipo, una mujer de negocios y usaba los bienes que tenía para ayudar a los más necesitados.

Pablo les manda a los romanos que reciban a Febe “en el Señor, como es digno de los santos” (v.2). ¿Qué quiere decir esto? En primer lugar, que la aceptéis como una que pertenece al Señor Jesús, a la familia de la fe. Debemos recibirnos unos a otros como el mundo no lo hace, que se queden asombrados de nuestra hospitalidad y amor.

También les manda que “la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros” (v.2). Febe iba de camino a Roma, algunos sugieren que iba por algunos negocios, por lo tanto, necesitaría saber con qué personas contactar o dónde vivían etc. Luego, no solo deben ayudarla en asuntos espirituales sino en legales o cualquier área que necesitara para llevar a cabo sus objetivos en Roma.

Aplicación

Como conclusión ¿qué podemos aprender de Febe?

Lo más importante y esencial de donde viene todo lo demás, es su relación con Dios, era una verdadera y genuina creyente de una iglesia en Cencrea.

Era una sierva, “diaconisa” de Dios y de los hermanos en la iglesia. El ser una mujer con posibilidades económicas no le impidió remangarse y ayudar en lo práctico a los más necesitados. Estaba pendiente de todos en la iglesia, de los enfermos para cuidarles y visitarles, de los pobres para ayudar a suplir sus necesidades, de las mujeres más jóvenes para instruirlas y ser un ejemplo, incluso de ayudar al mismo Pablo. No busquemos la posición o el oficio como tal, busquemos hacer el trabajo del servicio y el Señor te recompensará, lo reconozca la iglesia o no.

Era una mujer íntegra y de confianza, ya que Pablo le encomienda llevar una de las cartas más importantes e instructivas para el pueblo de Dios.

Era generosa y dadivosa, llena de buenas obras en todos los sentidos.

Febe debe animarnos ya que Dios siempre ha usado y sigue usando a mujeres para la extensión de su Reino.

Si alguien tuviera que escribir una carta de recomendación tuya a otra iglesia ¿qué diría de ti en pocas palabras? ¿Que eres una creyente más, de banco de domingo? ¿Que asistes a la iglesia desde hace muchos años? ¡Eso es una pobre recomendación! Busquemos que se nos recuerde por el gran amor al Señor y a los hermanos manifestado por medio del servicio.



 Últimos artículos


Mateo 16:26

Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Lo que me está diciendo tu palabra aquí es que mi alma vale m&aacut...

Mateo 15:12-14

Entonces acercándose sus discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra? Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada. ...

Mateo 14:23

Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. No sé si Mateo al decirnos que Jesús “estaba allí solo” nos quiere indicar un deseo buscado y aprec...

Mateo 13:33

Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado. Me gusta meditar en tus parábolas, Señor, porque entr...

Mateo 12:30

El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama Señor, nos dejas poca alternativa, o es uno o es lo contrario, no hay neutralidad. No hay lugar para estar sin ti, para el “no sabe no responde”. O ...

Mateo 11:28

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Últimamente ha venido este versículo a mi mente, a mi corazón y a mis labios, aunque no sé si en este orden y en todas su...

Mateo 10:7-8

Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. También yo podría tomar esta comisión a los 12 ...

Mateo 9:13

Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento. ¿Es posible que se dé entre nosotros cristianos hoy este peligro como tú n...

Mateo 8:21-22

Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Sígueme, deja que los muertos entierren a sus muertos. Tengo que confesarte que me costaría entender es...

Mateo 7:7

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Quiero aferrarme en esta mañana a este versículo y su contexto (v.7-12) con todas mis fuerzas ¡Necesito tanto oír de tus labios, Se&nti...

Mateo 6:1

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Ayer me decías que fuera luz a otros con buenas obras (5:16) y h...

Mateo 5:16

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Señor me pides aquí cosas muy difíciles o al menos así me parece, au...

Mateo 4:1,7

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Señor, llevaste por medio de tu Esp&i...

Mateo 3:8

Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento. Juan el Bautista preparaba el camino de Cristo, el Rey, predicando el arrepentimiento (v.2-3). Al ver que venían fariseos y saduceos, es decir religiosos, celosos, que no quiere decir que fueran ...

Mateo 2:4

Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. La actitud de Herodes me hace pensar en lo oscuro y malvado que puede llegar a ser el corazón en sus r...

Mateo 1:23

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo. Y llamarás su nombre manuel, que traducido es: Dios con nosotros. Si importante es el nombre de Jesús, Cristo (1:1; 21) ¡Cuánto más el de Eman...

Deuteronomio 29:29

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley. En verdad pienso en esta hora que tú, Señor, tienes ...

Deuteronomio 28: 63

Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros; y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ...

Deuteronomio 15: 11

Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra. Gracias Padre por recordarme esta dura y cruda verdad, hoy que veo como tu mano...

Deuteronomio 12: 32

Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás. Me lo repites, Señor (4:2) (Ap. 22:18s), viene constantemente a mi memoria. Necesito recordármelo muchas veces por la facil...

Deuteronomio 10: 12, 16, 21

Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; Circunc...

Deuteronomio 6: 4 – 9

Oye Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;...

Deuteronomio 4: 7-8

Porque ¿qué nación grande hay que tenga dioses tan cercanos a ellos como lo está Jehová nuestro Dios en todo cuanto le pedimos? Y ¿qué nación grande hay que tenga estatutos y juicios justos como...

Números 30: 2

Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca. ¿No fue mi conversión como un voto, un...

Números 27: 13

Y después que la hayas visto, tú también serás reunido a tu pueblo, como fue reunido tu hermano Aarón. Debió de ser duro para Moisés que después de aquellos 40 años de fiel pero duro ser...

Números 23: 19

Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? Tu palabra me dice a la vez que tú no mientes ni te arrepientes y que yo, como se...

Números 15: 39

Y os servirá de franja, para que cuando lo veáis os acordéis de todos los mandamientos de Jehová, para ponerlos por obra, y no miréis en pos de vuestro corazón y de vuestros ojos, en pos de los cuales os pros...

Números 6: 22 – 27

Jehová habló a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos y diles: así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostr...

Un Rey salvador

Jesús era, y es, precisamente lo que la Biblia dice que Él es, Dios hecho hombre. Todos los reyes que conocemos a lo largo de la historia sabemos que un día fueron bebes, es decir, fueron bebes que se convirtieron en reyes. Pero ...

Culto de Navidad

Quedan cordialmente invitados al "Culto de Navidad" que tendremos en la Iglesia Evangélica de la Calle Sta. Teresa, 7 de Ciudad Real a cargo del pastor Andrés Birch. También habrá una participación de los ni&...

Levítico 26: 11 – 12

Y pondré mi morada en medio de vosotros, y mi alma no os abominará; y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Señor, eres una fuente de bendiciones para tu pueblo, y porqu...

Levítico 20: 26

Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos. ¡Cuántas veces me repites a mi corazón por medio de tu palabra que sea santo! (11:44; 19:...

Levítico 10: 1-2

Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mando. Y salió fuego de...

Éxodo 40: 34

Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo. Después de darle a Moisés, tu siervo, todas las instrucciones y él de cumplirlas, tu glor...

Éxodo 35: 30 – 31

Y dijo Moisés a los hijos de Israel: Mirad, Jehová ha nombrado a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; y lo ha llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, en inteligencia, en ciencia y en todo arte...

Éxodo 32: 11 – 13

Entonces Moisés oró en presencia de Jehová su Dios, y dijo: Oh Jehová, ¿por qué se encenderá tu furor contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte? &i...

Éxodo 28: 3

Y tú hablarás a todos los sabios de corazón, a quienes yo he llenado de espíritu de sabiduría, para que hagan las vestiduras de Aarón, para consagrarle para que sea mi sacerdote. Señor, tú lle...

Éxodo 19: 4 – 6

Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro ...

Éxodo 16: 14ss

Y cuando el rocío cesó de descender; he aquí sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una escarcha sobre la tierra. ¿Qué es esto? (v.15) (manna). Tuvo que ser sorprendente ver el cielo del de...

Éxodo 14: 4, 8, 17.

Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así. Y endureci&...

Éxodo 2: 24-25

Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios. Miro a mi alrededor y veo muchas ideas de Dios, de cómo debes de ser, aun...

Éxodo 1: 21

Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias. La historia de las parteras me resulta algo desconcertante y a la vez alentadora. La Escritura da poca información sobre su fe. Por sus nombres parecen egipcias (...

Génesis 50: 19-21

Y les respondió José: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Dios? Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. Ahora, pue...

Génesis 29: 31

Y vio Jehová que Lea era menospreciada, y le dio hijos; pero Raquel era estéril. Son extraños para nosotros hoy estos acontecimientos de oriente de hace varios miles de años. No quiero juzgarlos, pero sí me maravil...

Génesis 26: 24, 28 – 29

Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y yo bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo. Y ellos respondieron:...

Zaqueo

Seguro que hay alguien a quien te gustaría conocer porque es tu ídolo, porque admiras mucho o porque has oído hablar de él. ¿Qué pasaría si un día te viera y te dijera que quiere alojarse en tu ...

No seas neutral

“Maldecid a Meroz, dijo el ángel de Jehová; maldecid severamente a sus moradores, porque no vinieron al socorro de Jehová, al socorro de Jehová contra los fuertes” (Jueces 5:23) Este versículo est&aacu...

Génesis 19:16

Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. ¡Cu&aac...